o Nutria NN: La vuelta a Chile (Poemas)l

domingo, febrero 26, 2006

La vuelta a Chile (Poemas)

La vuelta a Chile
















AMANECIENDO EN CHILE, PRIMERA AURORA DE 2006

(Junto a la Virgen del San Cristóbal)


Chile fueron las cuatro semanas y las dos guitarras endurecidas
en mi estómago, allá adentro,
en la caja de la ballena los segundos se adelgazaron,
se hicieron pocos muy pocos y corrí fuera del tiempo.

En el automundo, apenas alguna conversación. Apenas.
Apenas el río que pasaba frente a mí.
Apenas mis dedos en los dedos del Pacífico.
“Me cuesta pensar lo que siento.”
Yo corría fuera del tiempo.
Apenas encontré las viejas cerraduras
para abrir las descascaradas puertas,
pero las puertas se abrieron, las calles se abrieron,
y los canales también.

Y aunque los cuatro puntos cardinales fueron sólo el centro
(aunque así quedó circunscrito el epicentro)
las ondas rodaron rebotaron entre cordillera y cordillera,
entre un párpado y el otro y entre un vuelo y el siguiente.
De lo análogo brotó un tubo de cristal
y el acorde ardió para siempre en su frágil resistencia.

Porque quise volar tan alto como quise volar,
porque quise volar tan alto como quise volar
Chile fue una visión desde la cima del Aconcagua.
Fue el círculo de treinta días hasta donde los seres viejos y nuevos
vinieron a acompañar al hondero lleno de entusiasmo.
“Mas yo no pude acompañarlos,
y algo así se desplomó dentro de mi alma.”
Algo se trizó. Porque quise volar tan alto como quise volar.

Fui cementerio,
fui cementerio ay ay ay mas no todo se perdió.
Me quedo con lo bueno.
Me quedo con lo bueno ay ay ay,
me quedo con lo bueno.

No todo se perdió,
no todo se perdió al final del final.
In the end of the end,
en la hora del rayo verde,
más allá de los cortes y las mutilaciones,
tu cariño me eleva los puentes que se alzaron
mientras avanzaba la noche.


















LA BANDA

Hubo banda, hay banda. “Nace una banda.”
Nos mecimos nos remecimos nos soplamos afuera.
Banda blanca, banda verde, banda de marginales,
banda de náufragos.

Ganamos la pequeña gloria de las pequeñas bestias.
Sonó el cascabel como un campanazo y se desató
el pequeño éxito de los pequeños aventureros del país de Valdivia,
del país de Pichingal, de Nhur, de Maipú, de Santiago,
del país de Jersey y también de Nueva York.

En breve paso junto al Lucero de la tarde
inflamos nuestras capas de oxígeno
y por todo lo alto hicimos estallar una canción para nuestros padres.

Al bajar, esa fue la melodía que escuchamos invertida.

















LOS ANDES, ZONA CENTRAL (Observando El Morado)

Púrpura cristal que retrocede en la raíz del río.
Púrpura la nota. Púrpura la niebla.
Púrpura la grieta. Púrpura la gota
que baja rota
por la columna
(columna quieta)
del pensamiento.

















POETAS DE CHILE

En Chile, la Ruta de los Poetas
es más larga y vasta que las súper carreteras.




















VASO SOBRE EL COLCHÓN

Many years in the making

Un vaso,
inclinado,
casi vacío,
casi vacío sobre la cama desnuda.

No es el mantel, no es la tela.
Es la matriz.
Es el colchón viejo y manchado
en el sótano del artista.
Un vaso sobre el colchón donde despiertan
los últimos excesos y las últimas transgresiones.

El líquido no está en su equilibrio,
y eso es lo que secretamente nos cautiva.

















LA HORA DE LA NUTRIA

Aceite
Rata del agua
Simplemente chungungo
El ser más lento del mundo
Zapatos lustrosos pero viejos
La misma ropa de hace diez años
Su libertad es una estatua su escudo es de grasa

Y qué fue?
Qué fue que es que pasó qué dijo entonces?
“A Chacao me voy”. A Chacao se fue
Montada sobre el primer pájaro del día
Con el negro racimo de sus huesos
Angustiada por visiones de belleza
Y bañada en esa luz que es más cercana
Ebria de tantras y pelos sólidos
Consciente del misterio y de su témpano
Clara de la soga que en silencio se tuerce
Cuando la memoria brilla y hace cortes

Y cómo pudo pasar tocar así el nervio que estaba dormido?

Golpe de música y sobre el crepúsculo
Una mano suelta atando un poco de luz en tu pelo

No fue la Navidad en la capital
Tampoco la Piel bonita de Coney Island
Fue en cambio la canción del profesor Invierno y los esclavos
Los esclavos atenienses remando a Chacao
Tambor y látigo sobre las olas del fin del Tiempo

Ya comienza a terminar la espera
Ya el peso en el hilo se desinfla
Ya los sueños se alcanzan a sí mismos
Ya la burbuja flota llena

Es el año de 2006 en el año de 2005
En su agua histórica y densa
Los hechos se precipitan al presente
El aceite asciende y se separa
En el pecho de la nutria, de repente

2 Comments:

Blogger loxoscelesreclusa said...

ya pues!
(we)b loggee!

hace rato ya q volviste a NY, como no va tener un amigo con PC
para conectarse y escribir?

5:39 a. m.  
Anonymous Ariel de Alüzinati said...

Hola Nutria. Hace poco que conosco tu musica gracias a Iñigo Diaz. Debo felicitarte porque suenas muy bien, y tus canciones tienen un estilo fino y con la letra al callo! Bueno despues de todas estas flores quisiera muy respetuosamente contarte que hace poco me encargaron la música del teaser de una pelicula echa por un director joven que esta en el dificil tramite de recaudar fondos para la realizacion de esta misma. Cuento corto es que me tome la libertad de incluir una cancion tuya dentro del teaser y el director y productor quedaron encantados! quisiera saber si tengo tu permiso para lo que te acabo de contar ya que no van a subir el teaser por internet hasta yo (mas bien tu) darles el vamos! Porsupuesto hasta el momento todo es una apuesta pero por mi parte trabaje mucho para que quedara bien porque es una propuesta cinematografica seria e interesante. Me dieron hasta el Lunes asi que espero tu respuesta pronto o tendre que inventar una cancion, y realmente me es dificil recrear la sensacion de tu cancion (por no decir imposible, mas aun para el lunes). Sin mas que agradecerte que hayas leido este post tan largo te saludo.

3:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home